Tragedias / Dióscuros

                           Dióscuros

Los dioscuros son los “hijos de Zeus” Cástor y Pólux. Nacieron de los amores de Zeus y leda, y son hermanos de Helena, así como de Clitemestra. Leda estaba casada con Tindáreo, rey de Lacedemonia. La noche en que Zeus se unió a Leda en forma de cisne, la mujer se unió también a su marido humano, y los dos pares de gemelos que nacieron son atribuidos como sigue: Pólux y Helena, a Zeus; Cástor y Clitemestra, a Tindáreo. Por eso los Dioscuros son a veces designados con el nombre de Tindáridas, o hijos de Tindáreo. Una forma de la leyenda cuenta que estas dos parejas gemelas nacieron cada una de un huevo, puesto por Leda como consecuencia de su unión con Zeus transformado en cisne. Su lugar de nacimiento se sitúa en la cumbre del Taigeto, la montaña de Esparta. Son héroes dorios por excelencia, lo cual explica determinados rasgos de su leyenda, en la que aparecen en lucha contra el ateniense Teseo. Cuando éste y Piritóo marcharon a los Infiernos para conquistar la mano de Perséfone, los Dioscuros efectuaron una expedición contra el Ática, porque Teseo había raptado a su hermana Helena y la tenía recluida en la fortaleza de Afidna. En ausencia de Teseo no sólo liberaron a su hermana, sino que se llevaron cautiva a Esparta a la madre de Teseo, Etra. Además, expulsaron del trono de Atenas al hijo de Teseo e instalaron en su lugar al pretendiente Menesteo.             

 

Los Dioscuros participaron en la expedición de los Argonautas, distinguiéndose particularmente contra el rey de los Bébrices, Ámico. También se hallaron presentes en la cacería de Calidón, y ayudaron a Jasón y Peleo a saquear Yolco.
            

Si no figuran entre los combatientes de la guerra de Troya, a pesar de ser los hermanos de Helena, se debe a que habían sido divinizados con anterioridad, a raíz de las siguientes aventuras: Tindáreo tenía dos hermanos, Afareo y Leucipo. Afareo tenía dos hijos varones, llamados Idas y Linceo, los cuales estaban prometidos con las dos hijas de Leucipo, las Leucípides, Febe e Hilaíra. Cástor y Pólux fueron invitados a las bodas y raptaron a las muchachas, se produjo una lucha, y resultaron muertos Cástor y Linceo. Sin embargo, esta versión sencilla no es la única que conocen los mitógrafos. Indudablemente, los Dioscuros raptaron a las dos Leucípides, pero tuvieron hijos de ellas, y sus primos no les disputaron las mujeres. Al contrario, de acuerdo con ellos organizaron una expedición destinada a robar ganado en Arcadia. De regreso los cuatro con el botín, entraron en discusión sobre el reparto. Los Dioscuros tendieron una emboscada a sus primos, en la que Cástor fue muerto por Idas, mientras Pólux mataba a Linceo, quedando él, a su vez, herido. Zeus fulminó a Idas y se llevó a Pólux al cielo. Pero Pólux no quiso aceptar la inmortalidad que el dios le ofrecía si su hermano debía continuar en los Infiernos, en vista de lo cual, Zeus permitió que cada uno permaneciese entre los dioses en días alternos.
            

Cástor y Pólux son dos héroes jóvenes, dos combatientes. El primero es especialmente guerrero; el segundo practica el boxeo. En las leyendas romanas aparecen participando en la batalla del lago Regilo, al lado de los romanos, y son los que van a anunciar la victoria a la ciudad, abrevando a sus caballos en la fuente de Yuturna, en el foro. Yuturna, la ninfa de aquella fuente, pasaba por ser su hermana. Ellos tenían un templo en las cercanías, no lejos del de Vesta. Se llamaban “Dioscuros” los fuegos de San Telmo de dos puntas, que eran considerados por los marinos como de buen augurio[1].
 

 

 

- Grimal, Pierre, (1989). Diccionario de mitología griega y romana.Trad. Francisco Payarols, Barcelona, España: Paidós. (pp. 141-142)

Para comunicarte, puedes escribirnos a través de nuestro formulario de contacto o al correo info@tragediagriega.cl

Según el cumplimiento de la Ley Orgánica 13/12/1999 de Protección de Datos, comunicamos que su dirección de correo electrónico, así como los datos de carácter personal que obren en nuestro poder, están incluidos en un fichero de nuestra responsabilidad, gozarán de la protección adecuada y no serán cedidos a terceros.

MITO Y TRAGEDIA GRIEGA HOY, 2019, es un proyecto que ha sido posible gracias al apoyo del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes de Chile.